CONFLICTO DOCENTE SIGUE SIN RESOLVERSE

0
67
Télam 17/04/2017 Buenos Aires: El gobierno bonaerense ofreció esta noche a los docentes un acuerdo hasta el 2019 que incluye para este año una suma fija de 750 pesos en compensación del 2016, un aumento salarial de 20 por ciento como piso o lo que mida la inflación y un adicional del orden de los 5.300 pesos al año por presentismo. Foto: Carlos Cermele/cf

La paritaria docente bonaerense lleva once reuniones, dos meses con los maestros en lucha y un final incierto. Una vez más, no hubo acuerdo.

En el encuentro de este lunes, los gremios docentes del Frente de Unidad Docente -FUD (Suteba, FEB, Amet, UDA, Sadop y Udocba), rechazaron la propuesta de la gobernadora María Eugenia Vidal, que ofreció para 2017 un 20% en tres cuotas y una recomposición de $750, por única vez, no bonificable ni remunerativa -es decir, no aporta ni la cobran los jubilados-, por la pérdida salarial del año pasado.
Además, la propuesta incluía aumentos según inflación hasta 2019. La reunión entró en cuarto intermedio y los maestros no anunciaron ninguna medida de fuerza.
Además, los docentes denunciaron una operación mediática: antes del inicio de la reunión paritaria en el edificio del Ministerio de Economía bonaerense, el gobierno bonaerense hizo circular la propuesta, en la que dice que el sueldo promedio del docente es de 19.220 pesos, lejos del salario real. “La sociedad tiene que saber la verdad: un maestro no gana 19 mil pesos, gana 11.700 pesos. El gobierno nos hizo una propuesta que en octubre deja a los docentes mil pesos abajo de la linea de la pobreza”, dijo al concluir la reunión el secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel.
La propuesta salarial para 2017 fue un aumento del 20% -en cuatro cuotas, la última en septiembre-, que aclararon que serían el “piso” o de “lo que mida la inflación oficial”, junto con una compensación por la pérdida poder adquisitivo del año pasado de $750. A ese aumento porcentual le sumaron una propuesta de aumento por presentismo que se trataría de una suma imprecisa que dependería de la disminución del 10% del ausentismo y que se abonaría cuatrimestralmente, en relación a la cantidad de días trabajados por el docente. En los números que el gobierno operó en los medios, sería menos de 500 pesos en un supuesto sueldo de 23 mil.
La oferta fue rechazada por los maestros y la reunión entró en un cuarto intermedio. “¿La oferta es un avance?”, preguntó un periodista en la rueda de prensa con los maestros improvisada en la puerta del ministerio. “De ninguna manera”, dijo Baradel. “Es un paso más de la estrategia del gobierno de imponer el porcentaje que ofrecieron inicialmente y que sólo aumentaron en uno o dos puntos porque se los impuso la realidad”.
Mirta Petrocchini, titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), se quejó de la inflexión del Ejecutivo. “Nosotros no venimos acá a decir que es el 35% o nada. No es así. Necesitamos un espacio para el diálogo, para discutir, para intercambiar datos. Una negociación”, pidió.
Además de aclarar que habían rechazado la oferta y que esperaban que en el próximo encuentro el gobierno ofresca un mejor aumento, el titular de Suteba subrayó que los números que el Ejecutivo hizo circular son falsos. “La sociedad tiene que saber la verdad: un maestro no gana 19 mil pesos, gana 11.700 pesos. El gobierno hizo una propuesta que en octubre deja a los docentes mil pesos abajo de la linea de la pobreza”.
El maestro remarcó que los salarios promedios que el gobierno hizo circular “no existen en la realidad”, y que son difundidos por Vidal “para hacerle creer a la sociedad que eso es lo que cobra un docente”
Lo que más llamó la atención de la propuesta oficial que los ministros Marcelo Villegas y Hernán Lacunza, de Trabajo y Economía, respectivamente y el Director General de Cultura y Educación, Marcelo Finocchiaro, llevaron a los maestros es que blanqueó la intención del gobierno de no volver a discutir paritarias e incorporó ofertas a futuro para 2018 y 2019: “la propuesta es la inflación más un 10% de esa inflación”, dijeron.
Justificaron el plus como una medida “para garantizar la mejora del poder adquisitivo”. La propuesta implica que si la inflación de 2018 es, por ejemplo, 10%, el aumento de ese año será de 11%.
La información difundida no aclaró en cuantas veces o cómo se pagaría en caso de que los docentes acepten.
La propuesta que Vidal hizo a los docentes circuló entre el periodismo cuando la reunión con los representantes de los maestros aún no había empezado. El texto, fiel al relato Cambiemos, utilizó las palabras “díalogo”, le habló a los maestrso e insistió en priorizar a “los chicos”.
En una conferencia de prensa brindada a última hora, Finochiaro defendió la propuesta. Dijo que era “superadora, integradora y profunda”. Y remarcó: “superadora porque contempla la mirada del docente, que van a ganar más”, explicó y porque contempla “la mirada de los padres, porque garantiza que comiencen las clases”.