EMERGENCIA AGROPECUARIA EN NECOCHEA Y OTROS DISTRITOS

0
53

La Plata.- El ministro de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Arrieta, encabezó la reunión de la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de Buenos Aires (CEDABA), donde se analizó el estado de afectación del territorio provincial tras los episodios de intensas lluvias registrados en agosto.

Conformada por funcionarios y técnicos del gobierno provincial como el ministerio de Asuntos Agrarios, ministerio de Infraestructura, el Bapro y Arba sumados a representantes de las entidades agropecuarias, la…

 

Comisión tiene por función evaluar los pedidos elevados por los municipios para considerar la emergencia o desastre según corresponda.

En primer lugar y como ya lo había realizado frente a la coyuntura de sequía verificado durante el verano, el ministro Arrieta decidió mantener convocada a la comisión en carácter de «asamblea permanente» de modo de favorecer la rápida evaluación y ejecución de las declaraciones o pedidos de ampliación de informes.

Como resultado de la sesión, la CEDABA, sobre los pedidos presentados por los municipios, resolvió: Adolfo Alsina: se le pedirá mayor información. Coronel Pringles: se le prorroga la emergencia que tenía. Saavedra: emergencia y desastre a cuarteles específicos. Tordillo: emergencia. Villarino: prorroga de emergencia y desastre. Azul: emergencia y/o desastre. Benito Juárez: emergencia y/o desastre. Daireaux: se le pedirá mayor información. General Alvear: emergencia y/o desastre. Gonzales Chaves: desastre. General Belgrano: se le pedirá mayor información. General Pueyrredón: emergencia. Guaminí: emergencia a cuarteles. Laprida: emergencia y/o desastre. Las Flores: emergencia y/o desastre. Monte: se le pedirá mayor información. Necochea: emergencia y/o desastre. Saladillo: emergencia y/o desastre. Roque Pérez: se le pedirá mayor información. San Cayetano: emergencia y/o desastre. Tandil: emergencia. Tapalqué: emergencia y/o desastre.

Esta resoluciòn tendrá vigencia desde el 11 de septiembre y hasta el 31 de diciembre del corriente año. Los productores afectados deberán presentar una declaración jurada de daños en función de las cuales serán evaluados y encuadrados en las categorías de emergencia o desastre agropecuario.