FUERTE GUIÑO DEL PERONISMO PARA LA UNIDAD Y LA CANDIDATURA DE CRISTINA.

0
96

La sede porteña del Partido Justicialista fue testigo de un fuerte gesto de unidad al interior del movimiento nacional de cara a las elecciones del 2017, si se tiene en cuenta las modificaciones aplicadas en el sistema de apoderador del partido.

Es que en la reunión se dictaminó que ahora habrá seis apoderados con fuerte representación de los distintos sectores que conforman al peronismo nacional y bonaerense.

Según el esquema acordado, habrá un apoderado por la Primera Sección, otro por la Tercera, dos por el interior bonaerense y los dos que ya están en funciones: Wado de Pedro por La Cámpora y el histórico Jorge Landau.  Así los intendentes con mayor territorialidad se aseguraran voz y voto en la negociación por el armado de las listas, un lugar que habían perdido en los últimos armados que quedaban bajo la potestad absoluta de Cristina Kirchner.

La ecuación parece más que satisfactoria para muchos dirigentes del PJ bonaerense ya que de esta forma ningún sector se podría imponer abruptamente sobre el otro. Así se llegará a una distribución del poder que permitirá al peronismo reconstruirse hacia adealnte sin sacar del medio a La Cámpora ni a ningún otro sector, por lo que se da un fuerte guiño a la unidad.Además se agregó que los apoderados ya no deben ser necesariamente abogados, volviendo así al viejo sistema.

En la reunión también se optó por formar una mesa de acción política en donde cada sector tendrá un delegado. Florencio Randazzo, trascendió que tendría una audiencia con Máximo Kirchner y terminaría nuevamente dentro del armado, eligió a uno, lo propio hizo Wado De Pedro por La Cámpora, los representantes del Grupo Fenix y Julián Domínguez quien se autoeligió como delegado.

En la misma sintonía se convocó a un congreso partidario para el 29 de diciembre en búsqueda de aplicar los cambios aprobados.

Todos los puntos de la reunión giraron a la potencial candidatura de Cristina Kirchner en las legislativas del 2017, es que consideran que la exmandataria es la única dirigente con una fuerte intención de voto y con la capacidad de conducir a todo el espacio de unidad. De hecho muchos valoran el gesto que tuvo en su último viaje a Brasil en donde visitó a Dilma y Lula, allí Cristina no fue acompañada por el kirchnerismo más duro sino que viajó junto a las diputadas Cristina Álvarez Rodríguez, Teresa García y Juliana Di Tullio; y los intendentes Verónica Magario (La Matanza) y Ariel Sujarchuk (Escobar).

La amplitud de la mesa mostró unidad entre Fernando Espinoza, Juan José Mussi, Wado De Pedro, Julián Domínguez, Fernando «Chino» Navarro, Walter Abarca, Mayra Mendoza, Alberto Descalzo, Alberto Pérez, Ariel Sujarchuk, entre otros.