MINISTRO RANDAZZO: “NO ESTOY EN POLÌTICA PARA HIPOTECAR EL APELLIDO DE MIS HIJOS SINO PARA HONRAR EL DE MI PADRE”.

0
107

El Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, le ganó un juicio por daños y perjuicios al Presidente de la Sociedad Rural de Vedia, Adrián Duhalde, quien debió pagarle al funcionario la suma de 113.022.- pesos, que Randazzo donó inmediatamente al Patronato de la Infancia de Chivilcoy.
Duhalde había acusado a Randazzo, falsamente, de comprar la estancia “Las Acacias” en 2009, cuando el Ministro encabezaba, de parte del Gobierno nacional, el diálogo y la negociación política con la Mesa de Enlace.
«Lo que me pasó deja al descubierto la forma canallesca en que funciona el poder concentrado, económico y mediático en la Argentina”, señaló Randazzo tras entregar personalmente la donación.
Randazzo - donaciòn 1_480x267 El Ministro recordó que en el año 2009, «en pleno conflicto con el campo comenzó a circular una cadena de mails anónimos donde se afirmaba que yo había comprado la estancia «Las Acacias» en la localidad de Vedia”.
«El 23 de marzo de ese año fue el periodista Víctor Hugo Morales quien se hizo eco de esta cadena de mails y entrevistó a Adrián Duhalde, quien me acusó públicamente por la supuesta compra de esta estancia”.
Florencio Randazzo señaló que “ese mismo día inicié las acciones legales correspondientes y si bien Duhalde se retractó en sede judicial; decidí seguir adelante con el juicio”.
“Lo gané tanto en Primera Instancia en el Juzgado Civil Nº 40 a cargo del juez Horacio Liberti en diciembre de 2012, como en Cámara Civil, en diciembre de 2013”, añadió el Ministro y remarcó que, “es increíble que se haya tardado 6 años en aclarar esta situación; pero la verdad siempre triunfa y esto es un alivio porque yo no estoy en política para hipotecar el apellido de mis hijos sino para honrar el de mi padre”.
“Quiero decirle a todos los dirigentes que sean víctimas de este tipo de maniobras que no duden en aclarar siempre cómo son los hechos” y apuntó que “los sectores de poder concentrados intentan empañar nuestras acciones a través de operaciones como esta”.
Finalmente, Randazzo dijo que “estas operaciones son como el dinero falso, que lo fabrican los delincuentes y lo circulan las personas honestas; por eso, espero que Dios perdone a aquellos que hicieron circular esta información falsa sobre mí”.